• Virus & Aromaterapia

    La Aromaterapia, puede contribuir y mucho a transitar la situación que estamos viviendo, si sabes como hacerla efectiva. Las raíces de la Aromaterapia están en las más antiguas prácticas curativas de la humanidad, pues las plantas de las que ahora derivan los Aceites Esenciales fueron utilizados durante miles de años antes que se descubriera la técnica de destilación.

    Los primeros hombres probablemente descubrieron por azar que algunas hojas, bayas y raíces que habían recogido como alimento hacían que los enfermos se sintieran mejor o que sus jugos ayudaban a curar las heridas. Semejante conocimiento tuvo que haber sido muy valioso para aquellas personas que dependían enteramente de los recursos que pudieran explotar en su entorno, por lo que se comenzó a transmitir de tribu a tribu.

    El "Ahumado" de los pacientes fue una de las primeras formas de medicina y puesto que la religión y la medicina iban de la mano, el uso de los los humos especiales formaron también parte de las religiones primitivas, realizando ofrendas a los Dioses con plantas aromáticas. El uso del humo sagrado, bajo la forma de incienso, ha sobrevivido como parte de todas las religiones más importantes tanto de oriente como de occidente, y el uso de la fumigación con plantas aromáticas siguió siendo una práctica normal hasta el presente siglo.

    Antiguamente los hospitales franceses quemaban tomillo y romero en sus salas como desinfectantes. Hoy la investigación en laboratorio nos enseña que ambas plantas contienen propiedades antibacteriales.

    Podríamos citar muchísimos otros ejemplos del uso que daban a las plantas las civilizaciones como los egipcios, griegos y romanos. Pero lo importante de esto es rescatar las antiguas costumbres, como antes las mujeres hacían todo tipo de recetas de uso casero como almohadillas perfumadas, bolsitas de lavanda, saquitos herbales para proteger la ropa de las polillas y a la familia de las enfermedades. Más tarde fueron incorporándole también los aceites esenciales que le compraban a su boticario de confianza.

    También, alfombraban los suelos con hierbas que al pisarlas desprendían sus aceites volátiles , llevaban ramos de hierbas aromáticas a lugares públicos para ahuyentar infecciones, especialmente la peste, o con las hojas del eucalipto hacían una decocción para limpiar el aire cuando alquien estaba enfermo en la casa.

    Todas esas hierbas que sabemos pueden ser repelentes, antivirales o bactericidas hoy en día están a nuestro alcance a través de los Aceites Esenciales.

    Fuente: mujerynegocios.com

Más Noticias

Suscríbete a nuestro boletín

Recibe Promociones

Inscríbete a nuestro boletín mensual y recibe información de novedades y promociones exclusivas para nuestros suscriptores a nuestro sistema de correos que Salute Spa tiene para ti.

© 2014 - Salute-Spa.